Compromiso de futuro para ‘El Bosquesuco’ de Pesquera

El Ayuntamiento de Pesquera y la Red Cántabra de Desarrollo Rural firman un acuerdo de custodia del territorio que ayudará a seguir conservando este espacio con un análisis de su estado continuado y actuaciones de mejora

La Red Cántabra de Desarrollo Rural, entidad sin ánimo de lucro que integra a los 5 grupos de Acción Local de Cantabria, y el Ayuntamiento de Pesquera han firmado un acuerdo de custodia del territorio sobre 'El Bosquesuco' de Pesquera.

Este compromiso, voluntario y que tiene una vigencia de cuatro años prorrogables tiene el objetivo principal de "favorecer la protección, restauración y conservación de la biodiversidad, el patrimonio natural y el patrimonio cultural de ‘El Bosquesuco', dando de esta forma continuidad a las actuaciones llevadas a cabo a lo largo de los últimos años", explica Rubén Ruiz, alcalde de Pesquera.

Leoncio Carrascal, presidente de la Red Cántabra de Desarrollo Rural afirma que "con la firma de este nuevo acuerdo de custodia del territorio se demuestra el compromiso de ambas partes por la conservación de un espacio que se ha convertido en un icono social y ambiental para Pesquera y sus vecinos". En el marco del acuerdo, la Red Cántabra de Desarrollo Rural ha previsto organizar jornadas, ajustadas a la normativa sanitaria vigente, para seguir trabajando en la mejora del Bosquesuco, un espectacular balcón natural con vistas a todo el valle del Besaya.

¿Qué es 'El Bosquesuco'?

La historia de la creación de ‘El Bosquesuco' se remonta a la XXIII Feria del Queso celebrada en 2017, año en el que comenzó el asesoramiento de la Red Cántabra de Desarrollo Rural para hacer de este evento más sostenible. Entre otras medidas adoptadas como favorecer el transporte sostenible, proponer mejoras en la gestión de residuos y energía o la organización de actividades paralelas a la Feria para dar a conocer el patrimonio comarcal, se elaboró un informe de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) generadas en el evento. Dicho estudio, pionero para este tipo de citas en Cantabria, arrojó una cifra global de 4,29 Tn. de CO2eq. emitidas durante la Feria que la organización se comprometió a compensar mediante una plantación en el municipio.

El Bosquesuco fue creado en 2018 en las inmediaciones de Somaconcha a partir de una serie de jornadas de voluntariado en las que se plantaron decenas de árboles y arbustos autóctonos entre los que destacan fresnos (Fraxinus excelsior), manzanos silvestres (Malus sylvestris), perales (Pyrus cordata), tejos (Taxus baccata), hayas (Fagus sylvatica), álamos temblones (Populus tremula), mostajos (Sorbus aria), serbales de los cazadores (Sorbus aucuparia), acebos (Ilex aquifolium), arces (Acer campestre), abedules (Betula pendula), robles albar (Quercus petraea) y sauces cenizos (Salix atrocinerea).

Este espacio ha contado desde entonces con un trabajo continuado y una estrecha relación entre los técnicos de la Red Cántabra de Desarrollo Rural, la Asociación Sociocultural Pesquera y el Ayuntamiento de Pesquera. Durante todo este tiempo se ha realizado una labor compartida de custodia del espacio pero sin ningún tipo de acuerdo establecido, una situación que se formaliza a partir de la firma realizada entre ambas entidades.

Desarrollo Rural Sostenible

Este nuevo contrato voluntario se une a otro acuerdo que tiene ya formalizado la Red Cántabra de Desarrollo Rural desde 2018 con el Ayuntamiento de Lamasón para la custodia del parque de La Conchuela en Quintanilla de Lamasón. La Oficina Técnica de Sostenibilidad Rural gestiona este acuerdo. Se trata de uno de los departamentos de la Red Cántabra de Desarrollo Rural que trabaja cada día por llevar a cabo acciones y proyectos que favorezcan el equilibrio y mejora social, ambiental y económica en el medio rural y en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

La Red Cántabra de Desarrollo Rural agrupa a los cinco grupos de Acción Local de Cantabria (Asón-Agüera-Trasmiera, Campoo Los Valles, Liébana, Saja Nansa y Valles Pasiegos) y persigue ejecutar iniciativas de desarrollo sostenible comunes a todo el medio rural de Cantabria. Actualmente tiene en marcha proyectos como la Oficina Técnica de Sostenibilidad Rural, Culturea Cantabria, la gestión del Itinerario Cultural del Consejo de Europa ‘Caminos de Arte Rupestre Prehistórico' y Naturea Cantabria, el programa de dinamización del Uso Público de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria.

Read more

Una historia regada con harina

UN CORREDOR HARINERO

El centro de visitantes El Camino de las harinas, dependiente del CIMA (Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente), está situado en el edificio de un molino harinero emblemático, como es 'La Montañesa', y, a través de maquinarias e instalaciones originales, imágenes, audiovisuales e información precisa, el visitante podrá realizar un recorrido visual del corredor del Besaya desde épocas remotas hasta la autovía del siglo XXI, conociendo la memoria de aquellos tiempos.

A lo largo de más de un siglo, desde finales del siglo XVIII, las aguas del Besaya molieron cantidades formidables -un río- de harina procedente de Castilla y con destino al puerto de Santander, al que llegaban en carros y vagones ferroviarios por varios caminos del valle. Éste pasó a convertirse así en un corredor industrial que prolongaba hacia el Norte el rosario de harineras asentado sobre el Canal de Castilla.

A finales del siglo XIX, con el inicio de su decadencia, muchas de las obras hidráulicas de esas fábricas de harinas servirán de base energética a un nuevo ciclo de industrialización ya no asentada en la molienda, que hará del Besaya uno de los espacios fabriles más caracterizados de la Cantabria contemporánea. Información y reservas: 900 469 009

Read more